Archivo de la categoría ‘Megalitismo’

SOROGAIN: UN PASO PIRENAICO SALPICADO DE MEGALITOS

sábado, 19 de septiembre de 2020

 

Ruta pecuaria prehistórica de Urepel a Lizoain-Arriasgoiti por la Sierra de Labia

 

Los megalitos que jalonan la ruta, nos marcan el camino que aquellos primeros pobladores recorrían persiguiendo la caza, sin ser conscientes que sus correrías, no solo serían seguidas miles de años después, sino que esa misma caza, daría carta de naturaleza a una práctica como la ganadería, base y sustento de una creciente población hasta nuestros días.

Sorogain con sus pastizales de altura, siempre fue una ruta de primer orden, a veces destino y a veces camino, de paso tranquilo si el destino era lejano, otras furtivo, rápido y nocturno, si el objetivo así lo requería. Que el peligro, era un componente, solo hace falta recorrer las numerosas cuevas y simas y comprobar la fauna en ellas depositada, veremos en abundancia restos de osos, lobos y linces, como predadores mayores del Holoceno (11.500 años), junto a una larga representación de fauna actual tras dejar atrás la última glaciación, aunque no es extraño, hallar fósiles del Pleistoceno anterior. Sería un componente habitual de aquellas gentes, por momentos preocupante, pero no más que otros del día a día.

Los megalitos son los testigos, los marcadores arqueológicos y los ejemplos más antiguos que disponemos de un largo periodo temporal y humano, de unas prácticas y unos rituales que, de diferentes maneras fueron fijando en el paisaje, como un legado, un patrimonio que no siempre se ha sabido preservar, es necesario un esfuerzo para conocer, conservar y mantener, al menos de la misma manera en que hasta nosotros llegaron.

Dólmenes, menhires, túmulos, cistas, crómlech y fondos de cabaña, conforman el patrimonio megalítico, unos con función funeraria y otros no, todos importantes además de románticos vestigios de otras épocas, generadores de cuentos y leyendas que forman parte del acervo cultural de nuestro país y de todos los países donde se dio este fenómeno.

En esta pequeña entrada, queremos presentar esta ruta que forma parte con otras cercanas, de unos itinerarios que inicialmente se concebían con carácter nómada o semi nómada, para quedar fijadas hasta la era industrial como formas de alcanzar ferias y mercados, no siempre sin problemas, pero forjadoras de unas relaciones sociales y económicas.

La aparición de una frontera interestatal que seccionó el territorio Erroibartarra nos sirve de excusa para iniciar el itinerario en Urepel y finalizarlo en Lizoain-Arriasgoiti, uniendo la Navarra baja del Norte con la Navarra media al Sur, inventariando de alguna manera, los megalitos que lo jalonan.

Existió un viejo camino, usado los últimos tiempos solo por contrabandistas, para ascender, desde el pueblecito de Urepel hacia el portillo de Pilotasoro y en el collado de (pinchar aqui) Beardegi, encontraremos junto al mojón interestatal 148 un dolmen descubierto por José Miguel de Barandiaran en 1948, con las losas de su cámara desplazadas y su galgal expoliado; no debe extrañarnos que en parajes con tanta y tan larga vida pastoril, se reciclaran los materiales de estos monumentos para construir bordas y txabolas;

Dolmen de Beardegi junto al mojón 148 de la frontera inrterestatal

pronto llegamos al portillo de Pilotasoro (Campo de la pelota), que como su topónimo indica, se trata de un lugar donde se juntaban pastores y resolvían sus desafíos jugando a la pelota, bien, el lugar fue de especial atención, al menos, desde la Edad del Bronce y vemos el dolmen (pinchar) Pilotasoro 1,

Dolmen de pilotasoro desde el Oeste

 

los túmulos del mismo nombre: T 2, T 3, T 4, T 5, T 6, (fichas pinchando)

Túmulo Pilotasoro 2 y al fondo T 3

Túmulo 3 de Pilotasoro

Pilotasoro T 4

Túmulo T 5

Pilotasoro T 6

el crómlech C 7 y los fondos de cabaña: F 8,

Fondo de Cabaña F8

  F 9, F,10. Enfilamos el valle hacia el Sur, a 660 m junto a la regata, se localiza el dolmen de Sorogain o Aztakarri,

Dolmen de Aztakarri o Sorogain

tiene una sola losa en el cráter y el resto esparcidas en su alrededor, como dato curioso contiene junto al galgal una pequeña cista al parecer también funeraria. 500 m más abajo, a la izquierda de la pista, veremos el hermoso crómlech de Santxoten Harria,

Crómlech Santxoten Harria

seguiremos adelante 540 m y también a la izquierda del camino tropezamos con el esquilmado dolmen de Zubimear,

Dolmen de Zubimear

tiene una sola losa a la vista y fue despojado del túmulo de piedras protector para utilizarlas en unas construcciones militares cercanas.

Avanzando 750 m, llegamos al dolmen de (pinchar) Asundegi

Desbroce de vegetación en el dolmen de Asundegi

descubierto en el 2006, bajo la carretera en su lado derecho, bien conservado y que se salvó por los pelos cuando se tendió la carretera actual. Seguiremos 785 m y poco antes de la casa albergue municipal junto al camino, tenemos el dolmen de Odiego Iparralde,

Dolmen de Odiego Ipar

totalmente despojado del galgal, solo conserva el peristalito y las dos losas laterales de su cámara, 100 m metros al sur, detrás de la casa vemos Odiego Hegoalde,

Dolmen Odiego hego

aunque un tanto maltratado en razonable buen estado de conservación; como dato característico de todos estos dólmenes diremos que su orientación es al Sur más que al Este. Desde este dolmen tenemos que tomar el viejo camino de aurizberri-Espinal, tras pasar una depresión a 80 m de distancia Encontraremos el túmulo Odiego  T 1,

Túmulo Odiego 3

de 8 m de diámetro, 0,60 m de altura, con cráter, recientemente descubierto.

Continuando por este camino ya dentro del término de Aurizberri y que nos llevará hacia la sierra de Labia, después de llegaremos a Arregi, a 750 m en línea recta, en un pequeño descanso a la derecha del camino, veremos el bonito dolmen de Arregi,

Dolmen de arregi 1

  fue descubierto por T. López Selles en 1961 y 120 m al sureste en un plano inclinado el túmulo de Arregipea.

Túmulo de Arregipea

A distancia aproximada de 300 m al Sureste en pleno bosque hallaremos el (pinchar) Menhir de Arregi

Menhir de arregi

y a distancia también aproximada de 46 m al sur el dolmen Arregi 2.

Dolmen de Arregi 2

Desde este tomaremos dirección Suroeste hacia la regata y a 225 m, mas o menos, Arregi 3.

Dolmen de Arregi 3, Arrabio

Siguiendo el viejo camino, cruzaremos la regata de Itolegi para ascender al dolmen de Dondoro,

Dondoro, vista de la camara desde el norte

descubierto por Silvestre Irigoyen en 1924, bordeando las tierras de labor de Aurizberri, cruzando la carretera por el alto de Mezkiriz, tomaremos la loma hacia el bosque de Berragu y junto a la muga se localiza el dolmen de Arriurdin,

Dolmen de arriurdin (Mezkiritz)

de este siguiendo el camino hacia Mezkiriz llegamos al menhir de (pinchar) Zidrain,

Menhir de Zidrain (Mezkiritz)

descubierto en 2016 por R. Castellot, situado junto a la plataforma de un antiguo camino hacia el cordal de la sierra de Labia que lo seguiremos hasta el menhir de Sakarteburu,

Menhir de Sakarteburu (Mezkiritz)

que como dato curioso tiene una laja de toda su altura  caída junto a él, posible evidencia de un accidente producido por un rayo.

Siguiendo el cordal llegaremos al túmulo de San Pau,

Túmulo de San Pau

en el collado junto a la vieja calzada romana; continuando por el cordal, ahora en dirección de Aintzioa, llegaremos al dolmen de Balanketa,

Dolmen de Balanketa (Ardaitz)

descubierto por M.K. Manzanas e I. Gaztelu en 1995, continuando hacia el Sur encontraremos el hermoso dolmen de Argibel.

Dolmen de Argibel (Ardaitz)

Descendiendo al paraje de Ogal aquí veremos los dólmenes de Ardaitz 1

Dolmen Ardaitz 1

y Ardaitz 2

Dolmen Ardaitz 2

; desde Ogal descendemos hacia Ardaitz y pronto en la loma encontramos el dolmen de Etxaburu,

Dolmen de Etxaburu

bajamos al pueblo y a corta distancia al Sur del antiguo manantial, junto a la carretera vemos el dolmen de Ezkiregi,

Dolmen de Ezkiregi.

descubierto y excavado por J.M. de Barandiaran en 1934.

Continuando por la sierra hacia el sur y antes de llegar a la muga con Arriasgoiti (Zunzarren) vemos el precioso y bien conservado dolmen de Oiartzabal Ipar,

Dolmen Oiartzabal Ipar

para cerca por el Sur llegar a Oiartzabal hego

Dolmen Oiartzabal Hego (Zunzarren)

ya en término de Arriasgoiti, desde este dolmen buscamos otra vez el cordal alto de la sierra y tras pasar Biorreta llegaremos al dolmen de Kabilarte

Dolmen de Kabilarte

y continuando por la loma para terminar, al de Garbalagoiti,

Garbalagoiti, vista de la camara desde el este.

localizado por Rafael Ballano en 2005 y descender al valle de Lizoain por Beortegi

Estos no son todos los monumentos en este recorrido, pero son los más importantes de los hallados hasta ahora tanto en el paso de Sorogain, como en la transición al cordal de la sierra de Labia, pero tenemos la seguridad, que seguirán apareciendo manifestaciones megalíticas que enriquecerán todavía más estas rutas, sirva de ejemplo Odiego T3 recientemente hallado. Estos magníficos vestigios tienen la virtud de señalarnos la ruta por donde circulaban aquellas gentes con sus ganados, que no tenían por qué ser, los mismos caminos que hoy con los modernos medios se han abierto. Otro aspecto a tener en cuenta es, la utilización del origen y una parte del recorrido común a otros destinos, como esta misma desde Sorogain por la sierra de Esteribar a la cuenca de Pamplona, que la dejaremos para otra entrada. Por supuesto en estas laderas existen muchos monumentos que sumar a esta sierra, pero además de dudar, de su relación directa con la ruta que intentamos divulgar, muchos de ellos se localizan en rutas transversales que unían unas con otras, al modo y manera de las pasadas y traviesas en las cañadas medievales que llegaron hasta el s. XX.

Tampoco queremos ser exhaustivos, ni con descripciones científicas ni con recopilaciones bibliográficas, pues solo pretendemos divulgar ligera y gráficamente, sin demasiados textos, orientada mejor, a una práctica de naturaleza y senderismo con un aliciente más cultural, con un componente de aventura, pues algunos monumentos al no ser evidentes y no estar señalizados, exigen una pequeña especialización, sobre todo con la creciente reforestación que están esperimentando nuestros montes.

Dolmen de Epersaro, megalitos en fuertes laderas

domingo, 25 de mayo de 2014

El recientemente localizado dolmen de Epersaro así como el cercano túmulo de Zubibeltzeko bizkarra, ambos localizados en el barranco de Luzaide-Valcarlos, son un ejemplo de los lugares donde este tipo de monumentos aparecen últimamente con mas asiduidad.

Dolmen de Epersaro desde el Oeste

Dolmen de Epersaro desde el Oeste

Habituados a localizarlos en lugares despejados de altura, en caminos, collados y lomas, llamaban la atención por su evidencia desde la antigüedad, leyendas, cuentos y toponimia ayudaron a su reconocimiento.

Dolmen de Soroluze, Aezkoa

Dolmen de Soroluze, Aezkoa

Han pasado muchos años desde que los primeros prospectores iniciaran esta labor a finales del siglo XIX (en 1895, J. Iturralde y Suit, identifica y excava el monolito de Errolan Harria en el pequeño valle de Ata), seguidos ya en el XX por los pioneros de la arqueología (F. Ansoleaga, T. Aranzadi, J. M. de Barandiaran y T. Eguren)  y una serie de aficionados que hicieron de esta afición pasión, desarrollando una meritoria labor, localizando e inventariando un extenso catalogo de monumentos. Entrando en el siglo XXI, nos parecía que sería muy difícil que se localizaran nuevas manifestaciones.

Ansoleaga y Barandiaran en Aralar, 1913

Ansoleaga y Barandiaran en Aralar con sus ayudantes, 1913

Con la facilidad de desplazamiento y la construcción de una ingente cantidad de pistas y caminos la afición no decayó, mas bien al contrario, aparecieron personas y grupos organizados (como Hilharriak) que continuaron con esta labor de manera sistemática logrando éxitos indiscutibles y sobre todo cambiando la idea instalada de donde se tenían que buscar estos monumentos, a la percepción, de que cualquier lugar es susceptible de ello, sobre todo, si la piedra como materia prima es abundante y cercana.

Parte del grupo Hilharriak en Epersaro, Foto Hilharriak

Parte del grupo Hilharriak en Epersaro, Foto Hilharriak

Que los constructores de estas manifestaciones funerarias en el ámbito pirenaico, no solo eran pastores, hoy esta mas claro que hace 100 años, vemos como aparecen en la orilla de ríos, asociados con abrigos bajo roca y asociados sin duda al propio curso de agua como fuente de alimentos, incluso de posibles trueques o intercambios, también en las inmediaciones de minas cuya explotación es desconocida pero de apariencia muy antigua.

Dolmen Urrobi 2, en Artzibar junto al cauce del río

Dolmen Urrobi 2, en Artzibar junto al cauce del río

Abrigo habilitado junto al dolmen

Abrigo habilitado junto al dolmen

Lugares como Latargi en Malerreka (18 dólmenes); Arguibel (11) en Baztan; Legate (7), Baztan; Baigura (5) en Urraul Alto;  Arraiotz-Monte Corona (20) en Artzi, como ejemplo pero no únicos, nos están indicando que era habitual transportar los difuntos a los lugares donde la materia prima la tenían en abundancia, sin importarles que se tratase de empinadísimas laderas mal orientadas, sin apenas sitio para construir los dólmenes y tampoco el tamaño era una condición, quedando este determinado por la cantidad de población.

Dolmen 15 en la ladera de Latargi, Erasun

Dolmen 15 en la ladera de Latargi, Erasun

Hay una reflexión que tenemos que hacer, cuando vemos que la inmensa mayoría de los monumentos que se descubren, han sido excavados o profanados con anterioridad, incluso en la antigüedad, nos están informando, que el interés por estos monumentos, siempre ha estado presente, es verdad, que con diferentes motivos y objetivos, pero en realidad, nunca se perdió la memoria del significado de estas manifestaciones, de ahí, la aparición de las leyendas.

Túmulo profanado de Zubibeltzeko Bizkarra, Luzaide-Valcarlos

Túmulo profanado de Zubibeltzeko Bizkarra, Luzaide-Valcarlos

La asociación de los muertos y la antigüedad con  grandes riquezas, fue terreno abonado para especular, ¿porque sino se iba a realizar semejante trabajo, con esas grandes piedras si no era para enterrar grandes tesoros?, si tras la profanación no se habían cumplido las expectativas, se callaba o se presumía exagerando y de esta manera se agrandaba la leyenda, simplemente con esta furtiva actuación.

También nos están informando que el medio natural, siempre ha sido utilizado más que en la actualidad, a pesar de las facilidades de desplazamiento que gozamos hoy en día, de hecho, en todos los años cultivando nuestra afición, solo conocemos un caso, donde tenemos seguridad de un dolmen que nunca ha sido profanado, leñadores, pastores, mineros, canteros y buscadores de fortunas, prospectaban el territorio sin escaperseles un metro.

 

 

Hallado un Crómlech en Aurizberri-Espinal

viernes, 21 de marzo de 2014

Esta localización, primera en el término  de Aurizberri-Espinal, es una buena noticia y evidencia la ocupación de la llanada de Errozabal en la edad del hierro, pocos monumentos funerarios se han conservado en esta, pero la posibilidad de que estas tierras en la antigüedad se utilizaran para la agricultura es lógica, no podía ser de otra manera, localizándose unas poblaciones como Iturissa  y Ateabaltsa aquí y esta practica tuvo que hacer desaparecer mas de una manifestación funeraria. De hecho, cuando en 1925 estubieron José Miguel de Barandiaran y Telesforo de Aranzadi excavando estos dólmenes, ya dejaron claro, la gran alteración que encontraron en estos monumentos y sobre todo en los de Otegi y Urritzmunu.

Crómlech de Urritzmunu

Crómlech de Urritzmunu

De época neolítica y calcolítica, tenemos numerosas evidencias en forma de talleres en superficie y miles de piezas de sílex y otros elementos líticos recogidos en ellos, son los de  Antsobi (Auritz), Baratzeko Erreka, Iruerreka, Onbortzeta (Auritz),  Otegi 1-2-3-4 y 5, tres mas en Oyarzabal y otros en  Soroluzea (Orreaga) y Urritzmunu, algunos con gran cantidad de industria lítica.

Otegi 1

materiales líticos de Otegi 1

 

Oianhondo

Monolito-Menhir de Oianhondo

En esta llanada de Errozabal están catalogados los dólmenes de Artzilo 1 y 2, Baratzeko Erreka, Dondoro, Erlebizkarra, Otegi, Urdantzarreta, Urrizmunu y Urrobi 1, túmulos en Xoringoa y Urritzmunu  y un menhir en Oianhondo pero no se había localizado ningún crómlech, lo que creaba la incógnita de su ocupación en época protohistórica hasta la llegada de los romanos.

Artzilo

Dolmen de Artzilo

Este hallazgo nos confirma esta percepción, y ademas facilita evidencias para pensar que en este lugar pudo haber otros crómlechs que han desaparecido por la humanización pues este collado estuvo atravesado por un viejo camino, con dos grandes trincheras, muy utilizado hasta los años 60 del siglo pasado, trincheras que sin duda favorecieron la destrucción de algunos cromlechs, al menos los ortostatos de areniscas triásicas que se ven en el entorno, así parecen insinuarlo, pues estas piedras están transportadas desde una cierta distancia al sur, probablemente con una finalidad ritual.

Croquis del crómlech Urritzmunu C1

Croquis del crómlech Urritzmunu C1

De todas formas, este collado de Urritzmunu tuvo una larga secuencia temporal de utilización, tanto de habitación como funeraria, en la zona norte cuyas tierras se utilizan para fines agrícolas de propiedad particular, existió un lugar de habitación que llamamos «taller de superficie» donde se recuperó abundante material lítico tallado, con piezas de sílex finamente retocadas, hachas pulimentadas, algunas evidencias de cerámicas manufacturadas y un túmulo.  La zona sur de este collado es terreno comunal del concejo y en los últimos años se roturó también para su utilización agrícola, quedando la parte central de él reservado por la poca utilidad para este uso, esto es lo que ha permitido que se conservara al menos este crómlech, tiene 8 m de diámetro y 13 testigos de arenisca  rojiza, escogidos y transportados expresamente para esta función desde una cierta distancia, pues en el lugar afloran margas y calizas.

urritzmunu

Material lítico de Urritzmunu

Nuevos megalitos en Esteribar

lunes, 6 de febrero de 2012

Nuevos Megalitos en Esteribar

Dolmen de Soraundi

Antes de cerrar el año, queremos dar a conocer dos nuevos megalitos inéditos hallados recientemente,  se trata de un dolmen con cráter de saqueo y un bonito túmulo, este sin dañar, o al menos no vemos evidencias de ello.

El primero al sur del poblado fortificado de Measkoitz, en el collado de Soraundi, Termino municipal de Esteribar, que ha sido posible localizarlo, al hacer un cortafuego en este cordal, que lo ha dejado al descubierto, a pesar de que sobre su galgal, se dejo vegetación sin retirar.

En este mismo collado anduvimos buscando, sin verlo hace pocos años, pues nos parecía que el lugar era coherente con la existencia de algún monumento.

Esta manifestación, como decimos se encuentra perjudicada por las remociones a que fueron sometidos sistemáticamente en tiempos pretéritos, y a este concretamente, le despojaron de las losas de su cámara, para su utilización en construcción, por lo que solo vemos, un apreciable galgal con gran cono en su centro, siendo sus dimensiones y localización, mas coherentes con los dólmenes que con túmulos, provisionalmente lo catalogamos como tal.

Dolmen de Soraundi del sur

Dolmen de Soraundi desde el norte

Túmulo de Oiarburuetagibel

El segundo monumento de hoy es un magnífico túmulo, bien definido y consolidado de manera que creemos que se encuentra sin «tocar», también se ha hecho mas evidente al limpiar el cordal con la construcción del cortafuego.

Este es de grandes dimensiones, para lo que podemos ver estadisticamente en estos monumentos, se halla situado como un balcón, con magníficas vistas, mirando al valle de Arriasgoiti y sur del valle de Erro, al norte de la localidad de Errea, en cuyo término se encuentra.

Este extenso y privilegiado dominio visual lo sitúa en conexión, con un gran número de dólmenes de los valles nombrados.

Túmulo de Oiarburuetagibel del sur

Túmulo de Oiarburuetagibel desde el este

Nuevo dolmen en el rio Urrobi

lunes, 21 de noviembre de 2011

Este dolmen al que denominamos Urrobi 2, lo localicé personalmente, el 25 de septiembre del 2011,  se halla situado igual que el Urrobi 1, en la orilla derecha del cauce, a corta distancia del mismo, e igualmente, junto a un bonito abrigo bajo roca, con evidencias de acondicionamiento intencionado, detalle a tener en cuenta.

Ademas de su localización sobre el terreno, tanto las dimensiones y la orientación son similares al anterior, los dos en un estrecho desfiladero, donde afloran las areniscas rojizas triásicas del macizo de Oroz Betelu.

Presumimos que la localización de estos dólmenes en un desfiladero,  pudo darse,  por la abundancia de pescado en este rio, donde los abrigos asociados, les permitía protegerse de los elementos con una cierta comodidad, la posible existencia de una senda  junto al cauce en esta orilla, senda que todavía hoy, se puede seguir en parte por el uso en época histórica, con bonitos acondicionamientos en los difíciles pasos, bajo los cortados que jalonan esta orilla a lo largo de  6 kilómetros, reunirían las condiciones necesarias para para el asentamiento en este lugar.

Dolmen de Urrobi 2

Urrobi 2 desde el noroeste

Urrobi 2 desde el sur

El abrigo desde el norte