Sugerentes figuras astroláticas en el Parque Natural de Sierra Urbasa-Andia

BOSTBURUS DE ANDIA

La figura Oillaskardi 1 desde el sureste

Existen unas manifestaciones de unos 15 m de diámetro que gráficamente recuerdan una estrella de mar, tienen cinco brazos y el 14 de agosto del 2009, día de su localización, se nos ocurrió denominarlas Bostburus, por ello y sus cabezas cargadas.

Situación de las figuras de Ritei y Sosaportillo Goikoa desde Oillaskardi

Están realizados con piedras de tamaño grande y mediano en parte encajadas en tierra, para lo cual tuvieron que realizar pequeñas zanjas.

Perfilado de un brazo

Detalle del perfilado de su estructura.

Naturalmente, en su día dimos parte al servicio de Patrimonio del Gobierno de Navarra, estudiamos la fotografía histórica de la zona pero no apreciamos indicios de su presencia, por lo que pensamos juntamente con los técnicos, que lógicamente eran posteriores y aunque se tomó nota, estas manifestaciones quedaron olvidadas.

Más tarde en otra visita por la zona me acerque a esta ladera y me extrañó no ver ningún rastro de cráteres de artillería, ni siquiera de morteros en sus inmediaciones, pero lo achacamos al tiempo pasado.

También recordé una gran figura antropomorfa, que tuve noticia de su existencia en Bardoitza (Urbasa) por un joven guarda forestal del parque, esta también tenía 20 m de largo y la localizaron desde un helicóptero un día que la ventisca había rellenado la depresión de la zanja con que había sido perfilada, al verla era evidente que fue consecuencia de un “rebote” de algún mando militar y el consiguiente “arresto” que habría llevado a los castigados a cavar durante días, hasta que el “arrestador” quiso demostrar su autoridad ordenando parar antes de acabarlo, recordé, que era evidente todavía que la tierra y piedras que iban extrayendo era depositada fuera junto a la zanja y aún se apreciaba, lo que eliminaba datarla en época antigua.

Evidencia gráfica de la zanja en la figura antropomorfa de Bardoitza (Urbasa)

Así nos fuimos olvidando del asunto hasta el 2015, este año, el incansable Mikel Markotegi, miembro de la asociación Ezpilleta Elkartea, se tropezó con otras dos figuras idénticas una en Sosaportillo Goikoa y otra en Ritei, no muy alejadas de las de Oillaskardi aunque con diferente orientación, en 2017, tras la comunicación de un sevillano de la posible existencia de otra figura localizada en Google, Patxi Iruin la encuentra debajo de las dos primeras y el mismo año, Mikel Markotegi, localiza otra cerca de la anteriormente hallada en Sosaportillo Goikoa y Pedro Iparaguirre otro en Ritei, en total por el momento son siete figuras, no iguales pero parecidas.

Figuras de Oillaskoa 1-2-3

Perfiles de las figuras de Oillaskardi 1-2-3

Figuras de Sosaportillo Goikoa 1-2

Perfiles de las figuras de Ritei

Figuras de Ritei 1-2

Esto nos obligaba a revisar nuestra idea de posibles blancos artilleros, utilizando la lógica, no tendría mucho sentido elaborar estas complicadas figuras, cuando hay maneras mucho mas sencillas y con menos trabajo para señalizarlos y pensábamos, que a nadie se le ocurriría colocar unos blancos artilleros junto a antiguas bordas que se están utilizando, por el peligro que entraña y teniendo tanto sitio en esta sierra, por otra parte tampoco podiamos imaginar un entretenimiento de pastores desocupados, puesto que tenían que ser varios para poder mover tantas piedras, algunas de apreciable peso y encastrarlas en el terreno.

Sosaportillo Goikoa en el vuelo de 1966, SITNA

Por otro lado, recientemente el Servicio de Información Territorial de Navarra, puso a disposición general, el vuelo de 1966, en ella se pueden ver con claridad los siete y no tan claro algún otro que habrá que comprobar sobre el terreno. Esta orto fotografía parece indicar una reciente construcción de estas manifestaciones, debido a su nitidez, sobre todo si las comparamos con el vuelo americano (1956), donde no se aprecia ni rastro de estas figuras, pero la calidad de las imágenes no nos inspiraba demasiada confianza, ni en este vuelo ni anteriores de 1945 o 1929, aunque personalmente consideraba que algún indicio se tenía que apreciar, al menos en alguna, si no en todas.

Debemos señalar que en el mismo entorno del parque natural, existen una serie de manifestaciones megalíticas, concretamente, varios crómlech bastante visibles, que a pesar de su evidencia en orto fotografías en color, tampoco manifiestan ningún indicio en blanco y negro, ni siquiera en el vuelo de 1966.

Cromlech cercano a Oillaskardi

Cromlech C-5 en Soosa

Cromlech C-1 en Soosa

Cromlech C-2 de Soosa, ninguno se aprecia en el vuelo de 1966

 

Estas son expresiones plásticas a las que no encontramos parangón, como tampoco encontrábamos hace unos años a unos anillos tumulares, localizados en las sierras vecinas de Urbasa, Saldise y Andia con el eje en esta última.

Túmulo anular del entorno de Oillaskardi

Los considerábamos como un fenómeno local, pero, aunque no conocíamos en ese momento paralelismo alguno, no teníamos ninguna duda que se trataba de manifestaciones megalíticas.

Túmulo anular sin cubierta vegetal en Jordania

Tardamos poco tiempo en encontrarlas en Jordania al llegarnos una publicación sobre megalitos en este país, nos sorprendió, salvando la diferencia del paisaje, la similitud de los dólmenes incluso en el tamaño, pero mas nos sorprendimos, al ver las imágenes de unos anillos tumulares o túmulos anulares, exactamente iguales a los que se habían localizado en estas sierras. En Jordania se habían investigado varios de ellos comprobándose su adscripción a la Edad del Bronce, aquí no conocemos un trabajo sistemático, pero los indicios nos llevan a la misma época.

Volviendo a los Bostburus: ¿Deberíamos considerarlos como otra expresión local de la misma gente? o por el contrario, una manifestación contemporánea de origen todavía sin aclarar, pero… y aqui biene lo bueno, cuando estaba a punto de publicar este post y a raiz de un artículo periodistico,  Mikel Markotegi  me comunica que habia investigado el origen, con el resultado indudablemente militar de estas figuras, entre los años cincuenta y principios de los sesenta del siglo pasado, coincidiendo, con el periodo de máxima actividad militar con fuego real en esta sierra, se supone que debe estar bien documentado en archivos y hemerotecas, por cuanto con estas maniobras, mataron un pastor casi en la puerta de su borda en Ratei.

También me comunica la aparición de obuses o granadas sin explotar, ¡preocupante!, porque este tipo de informaciones que son muy sugerentes, producen un interés atávico y la curiosidad puede llevar a recoger evidencias con detectores de metales y como consecuencia sufrir un grave accidente, de lo que desgraciadamente existen precedentes en la zona, pues fue habitual, la recogida de metralla para su venta en chatarrerías.

Queda claro pues, que estas figuras por enigmáticas y sugerentes que nos puedan parecer, son producto de la mente de un militar, que se le puede suponer hasta un cierto toque poético, pero un gran desprecio por la antígüa y noble profesión de Pastor.

Con esta entrada pretendemos dejar claro este aspecto y también dar a conocer la gran riqueza Megalítica, Arqueológica, Etnográfica y Paisajística del Parque Natural de Urbasa-Andia, desde el punto de vista de una persona, que despues de muchos kilómetros y muchos días pateando estas sierras, todavia, ni un solo día deja de sorprenderme.

Deja un comentario